#DeclaraciónCTC: POR LA TOTAL RECUPERACIÓN DE LA SOBERANÍA SOBRE LOS RECURSOS NATURALES.

DECLARACIÓN PÚBLICA

En medio de una pandemia que ya ha cobrado la vida de sobre nueve mil personas en nuestro país, y con un gobierno incapaz de manejar la actual crisis política, sanitaria y económica, la UDI, principal partido de gobierno, ha tenido por iniciativa la intención de implementar un paquete de medidas en que, entre otras, se plantea nada menos que la privatización de Codelco y la venta de Televisión Nacional. Es ante aquello que como Confederación de Trabajadores del Cobre, organización nacional que agrupa y representa a las y los trabajadores subcontratados de la minería nacional, comunicamos lo siguiente:

1- Repudiamos, a la vez que nos oponemos categóricamente a la descarada propuesta del partido de gobierno. La minería nacional, particularmente el cobre, nacionalizado hace 49 años por el gobierno popular y que luego sufriera un proceso de sistemática desnacionalización bajo los sucesivos gobiernos, partiendo por la dictadura cívico militar, al día de hoy, solo un tercio de su totalidad se encuentra en manos del Estado. Con todo, y aún así, Codelco sigue siendo “El Sueldo de Chile”, como lo llamara el Presidente Salvador Allende. La minera estatal aporta al erario nacional, con ese precario tercio, tres veces más que el conjunto de las mineras privadas. No es casual,  entonces, que Codelco sea una presa largamente codiciada por los voraces “inversionistas” privados nacionales y transnacionales, que tienen en la UDI, el principal partido de gobierno, el más claro exponente y operador de sus intereses. Privatizar Codelco significaría, lisa y llanamente, firmar la pérdida total de nuestra Soberanía Nacional. La certera sentencia de Radomiro Tomic donde señala “Quien controla el cobre controla Chile” cobra especial relevancia.

2.- La demanda social, expresada en gigantescas movilizaciones desde el estallido social, exige cambios estructurales que van en dirección diametralmente opuesta al proyecto de los sectores que actualmente gobiernan. Exige educación y salud pública, gratuitas y de calidad; trabajo y vivienda decentes; el fin del abuso y represión policial y militar; la restitución de tierras a los pueblos originarios; la renacionalización del agua, el cobre y el litio, entre otros recursos, servicios y derechos con los que hoy lucran los más grandes consorcios y grupos económicos privados. Exige, además, para enfrentar con seguridad y dignidad la pandemia y confinamiento, un aporte sustantivo de los súper ricos, porque el bolsillo del pueblo ya está más que agotado y no resiste más sacrificios.

3.- La movilización social logró conquistas inéditas, como el derecho del pueblo a iniciar un proceso constituyente y a retirar el 10% de sus fondos acumulados en las AFP. Ahora, ante la impúdica arremetida de los fanáticos del neoliberalismo, es el momento en que todas las organizaciones sindicales que agrupan a las y los trabajadores del cobre, de planta y subcontratados, de Codelco y de las mineras privadas, nos propongamos luchar y movilizarnos unidos, por la defensa de la única empresa minera estatal que como país nos queda, y por la recuperación de las que fueron entregadas a las transnacionales. El pueblo exige terminar con el actual modelo de desarrollo impuesto ilegítimamente y comenzar la construcción de una sociedad justa y verdaderamente democrática, en un proceso que pasa, necesaria e ineludiblemente, por el cambio total de la Constitución Política a través del proceso participativo que deberá iniciarse con el plebiscito del 25 de octubre próximo. Las y los trabajadores del cobre seremos parte de esa decisiva batalla.

CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES DEL COBRE

Chile, 30 de julio de 2020.