COVID-19: Sindicato Alinorte denuncia presión contra trabajadores, a la vez que exige condiciones básicas de salud y seguridad.

Trabajar sin guantes ni mascarillas, y siendo transportados en condiciones que rayan en lo inhumano por hacinamiento, entre otras, son las gravísimas condiciones en que se encuentran cumpliendo sus funciones las y los trabajadores contratistas de la empresa ALINORTE. Todo, además, en un contexto de emergencia sanitaria debido a la propagación del COVID-19 en nuestro país.

El Sindicato ALINORTE, afiliado a la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) a través de la Federación Minera del Norte (FEMINORT), denunció el día de ayer el incumplimiento de condiciones de salud y seguridad básicas por parte de la empresa, a la vez que acusaron presiones en contra de las y los trabajadores a la hora de “proponerles” acogerse a la Ley de protección al empleo que implica la Suspensión de Labores y Salarios para activar el Seguro de Cesantía que, como ellos mismos señalan, son recursos insuficientes y que no alcanzan a cubrir adecuadamente las necesidades de ninguna familia.

Una situación que solo agrava las cosas es el hecho de que, entre las y los trabajadores contratistas que están desempeñando sus funciones en las condiciones descritas anteriormente, se encuentran embarazadas, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Por su parte la empresa ALINORTE ya había comprometido la entrega de Elementos de Protección Personal (EPP) y la implementación de medidas de salud y seguridad, pero hasta ahora nada de eso se ha cumplido.

Es por ello que el Sindicato, a través de sus dirigentes, hizo un enérgico llamado a sus socias y socios a, primero, no aceptar ni firmar documento alguno de la empresa que pueda significar perjuicio o menoscabo sobre sus derechos, y que sea el conjunto del Sindicato quien aborde la situación y tome una decisión. Sobre las peligrosas condiciones salud y seguridad en que se encuentran desempeñando sus funciones, donde el contagio por COVID-19 se ha convertido para ellos en un asunto inminente, el Sindicato ALINORTE ha anunciado la toma de acciones que van al resguardo de la salud, seguridad y vidas de los trabajadores. Es así que, en consecuencia, han tomado la decisión de paralizar sus funciones por un período de 24 horas. Lo anterior invocando el artículo 184 bis del Código del Trabajo, que otorga el derecho a los trabajadores a “(…)interrumpir sus labores y, de ser necesario, abandonar el lugar de trabajo cuando considere, por motivos razonables, que continuar con ellas implica un riesgo grave e inminente para su vida o salud(…)”.

Finalmente, el Sindicato llamó a sus socias y socios a estar vigilantes, unidos, atentos e informados, además de participar activamente en la toma de decisiones colectivas, pues de la unión y cuidado de todos depende el cuidado de cada uno.