Organizaciones Sindicales interponen Recurso de Protección en contra del Estado de Chile y las AFP.

El día de hoy y en la Corte de Apelaciones de Santiago, el Sindicato de Trabajadores Interempresa Nacional de la Construcción Industrial y Actividades Anexas, SINACIN; la Confederación de Trabajadores del Cobre, CTC; la Confederación de Trabajadores de la Construcción, CTCO; y la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, presentaron un Recurso de Protección en contra del Estado de Chile y las AFP’s con la finalidad de que a las y los trabajadores de Chile se les reconozca y conceda el derecho a decidir donde ahorrar para sus pensiones.

Dicho Recurso de Protección tiene por fundamento la absoluta arbitrariedad del Decreto Ley Nº3500, impuesto el año 1980 durante la dictadura cívico militar, que establece un Sistema Previsional de Capitalización individual y obligatoria. Es decir; obliga a las y los trabajadores a imponer en un único modelo de Sistema Previsional y de Capitalización Individual, cuya administración está a cargo de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y que, como consecuencia, coarta el legítimo derecho de las personas a elegir un Sistema Previsional distinto.

  • Los recurrentes, es decir, las organizaciones sindicales mencionadas, enfatizan en que la acción del Estado de Chile debe estar dirigida a garantizar el acceso de todos los habitantes al goce y prestaciones básicas uniformes y al sistema de protección social, considerando que el sistema privado de las AFP’s no garantiza pensiones dignas. El rol del Estado -recalcan- debe ser el de supervigilar el adecuado ejercicio del derecho a la Seguridad Social, lo que evidentemente con las pensiones de miseria que otorga el actual sistema monopólico de las AFP no se cumple.

Manuel Ahumada Letelier, Presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), señaló que “hoy no se puede hablar de un sistema previsional como tal. Lo que tenemos hoy es un sistema de ahorro forzoso, donde las utilidades, si es que las hay, en realidad no las gozan los trabajadores una vez que han terminado su actividad laboral”. Dicha situación, continuó, “es de total injusticia porque somos las y los trabajadores quienes generamos la riqueza, una riqueza que con el actual sistema es arrebatada por las AFP. Entonces todo eso, sumado a la imposibilidad que tienen los trabajadores de elegir donde poner sus ahorros previsionales, es una situación ya inaceptable”, finalizó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *